viernes, 3 de diciembre de 2010

Ligereza (3)



En vuestra cabalgada no hay griteríos ni relinchos ni siquiera suspiros menudos. No hay tampoco conquistas territoriales. No sometéis, por lo tanto, a los habitantes de otras regiones. Vuestro ámbito permite compartir y ser compartidas.    


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada