martes, 26 de julio de 2011

Palpaciones. Y 12.



Todo vuelve a permanecer en lo turbio. La pátina gris se impone. Se diluirá aquella claridad simulada. Volverá la oscuridad a sentir sus pasos. El hombre está acostumbrado a caminar palpando los vacíos. Son parte de sus entrañas.


22 comentarios:

  1. El olor de la nada cosido a la yema de los dedos.

    Encantada de conocerte,
    Salomé.

    ResponderEliminar
  2. I think THIS ONE is my favorite . . . so far!

    ResponderEliminar
  3. En fin, por mas que trato de ser feliz, de almacenar esos esporádicos rayitos de sol, en un frasco de crista, para que me iluminen por algún tiempo, siempre termino rompiendo el frasco y mandando todo al carajo.

    Soy así y vivo acostumbrado al eso de una resma de hojas grises.

    Saludos.
    Cristofer

    ResponderEliminar
  4. HOLA


    Muy buen blog. Felicitaciones.

    Y si, todos los vacios de una u otra forma son nuestros....para...llenarlos nosotros??? ....no se....


    TE SIGO


    STAROSTA
    (UN PRODUCTO DE TU IMAGINACION)

    ResponderEliminar
  5. Las últimas dos líneas... silencio, mejor silencio.

    ResponderEliminar
  6. Salomé, bienvenida y gracias por esa frase inicial. Creo que las yemas de los dedos traducen el olor de cualquier nada y hace que ésta se impregne de nosotros.

    Me pasaré por tu blog. Pasa cuando quieras.

    ResponderEliminar
  7. Glad you like it, Rick. Feel comfortable in the apparent evanescence of the blog.

    Thanks!

    ResponderEliminar
  8. Santi, eso es ya llenarlo, ¿no?

    ResponderEliminar
  9. Cris. Todos rompemos frascos, pero también recogemos y recomponemos su contenido. Calma.

    ResponderEliminar
  10. Cris, resma de hojas grises...me gusta la expresión. Pero cuando permanezca muy gris todo ese taco de papel, lo mejor dibujar colores de vida.

    ResponderEliminar
  11. Starosta, bienvenido. Nunca llenamos más que una parte d elos vacíos. Pero prefiero eso a que otros -extrañas y maquiavélicas mentes, por ejemplo, o dictadores, o manipuladores de publicidad y comercio- intenten ocuparlos en mi lugar y en contra d emi voluntad.

    Gracias. Me pasaré a visitarte.

    ResponderEliminar
  12. Susan, muy aguda. Un acto emotivo: silencio, como homenaje.

    ResponderEliminar
  13. Un colofón bellísimo, emotivo... palabras que ya están llenando algún vacío. Ssludos

    ResponderEliminar
  14. La pátina es la condecoración que el Tiempo le pone a los ventanales de las cosas, y aunque nos gusta la luz y aspiramos a la claridad, a media luz... ¡se está tan bien!
    Saludos blogueros

    ResponderEliminar
  15. José Luis, agradezco tu estímulo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. José Antonio, tan sesudo. La luz tibia puede relajarnos, pero no siempe nos permite ver. Aunque para las visiones interiores, con cerrar los ojos basta.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  17. Parece que todo vuelve a comenzar.
    Después de empezar a caminar, de subir los escalones, de palpar probando, del miedo que acecha al cerrar los ojos, de sentirse perdido, de la ausencia y del dolor, del despertar lento, de normas que no convienen, o sí, de buscar la luz y el aire, de volver al punto de origen...

    Este relato me ha hecho volver a leer los anteriores, es el final que ya se acerca?
    un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. Mariola, no sabría responderte. Sólo: tal vez el relato es circular, pero ¿la vida lo es? No lo tengo claro. No siempre los símiles, metáforas y otras geometrías siempre variables pueden calificar los actos humanos. ¡Y menos los de la materia en general! Todo existe y se manifieste y no hay direcciones prohibidas para la naturaleza. Sólo, temporalmente limitadas.


    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  19. PALABRAS NUEVAS

    Tengo una fuente
    que no da agua
    tengo una fuentecita
    que no emana más que NADA
    Y un pedazo de parcela que he dejado secar
    que no me esfuerzo por sembrar
    y me quejo de que no de frutos porque está arraigada en mí la tonta ignorancia de que es factible dar sin recibir.
    Pero el universo no fue hecho con esa falta de respeto
    Cierto es que nuestra propia concupiscencia nos lleva al despeñadero a causa de la permanente ceguera que algunos padecemos
    Creyendo que podemos dar sin recibir; particularmente yo, me atrevo a escribir sin hacer pausa ni lectura alguna, pero si hay algo que he de comprender, es que aparte de que un poeta ha de nacer, también se ha de hacer
    entonces es fácil saber lo que al interesado le compete
    Tengo una fuente
    que no da agua
    tengo una fuentecita
    que no emana más que NADA
    porque no he hecho lo propio para nutrirla
    porque comportándome como una niña caprichosa y consentida
    he abandonado el descanso y la lectura
    Elementos básicos para enriquecer el vocabulario y aprender palabras nuevas
    Tengo un pedazo de parcela que para que empiece a dar buenos frutos, he de comenzar a sembrarla.

    Andri Alba
    Safe Creative

    Espero que te guste. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  20. Y espero que vaya bien el descanso de tu subconsciente. Yo no dejo descansar el mío. El mundo da vueltas y el corazón late cada día y si me fuera posible no dormir, no dormiría. Pero soy humana y ya tengo el descanso que necesito, mejor que yo no lo conocerá nadie.

    Besos.

    ResponderEliminar
  21. Creo que este de youtube te gustará, es genial.

    http://youtu.be/4dGOfFbzvq4

    Se llama angels with filthy souls. Muy bueno!!

    ResponderEliminar