lunes, 26 de septiembre de 2011

Contornos. y 11



Donde la ignición devora todo perfil deja de existir la mirada. Queda abolida la percepción. Demasiada intensidad para que cualquier boceto de vida dibuje nuevos contornos.

(Cierra los ojos tras mirar al sol y tus párpados te obsequiarán una visión imaginaria)




36 comentarios:

  1. El sol ciega...y es verdad que cerrados los párpados obsequia una visión imaginaria unas veces multicolor. Otras...cada uno lo que mire o imagine. Imaginar es más fácil que saber nada a ciencia cierta jajajaja. Lo más fácil es especular en este sentido: Perderse en sutilezas o hipótesis sin base real.

    Buen día!!

    ResponderEliminar
  2. pienso en el fondo, lo que queda escondido detrás de todo límite, de cada contorno.
    el movimiento, lo difuso de la imagen oscura borrada tras la ignición.
    la fuerza que se desprende del espacio negado, las sombras.

    tus series continúan demoliendo, un gran saludo.

    ResponderEliminar
  3. una imagen rompedora. Un escándalo para la regularidad. Me ha encantado la serie. Saludos

    ResponderEliminar
  4. Pero imaginar, Retrete, genera siempre muchas dudas e insatisfacciones. Claro que...¡y qué no!

    ResponderEliminar
  5. Andrés, qué eazón llevas. A mi también me da en pensar lo mismo. Me calmo contemplando la palabra Enigma. No me quita las ganas de seguir prospectando, pero me rebaja y me alivia. Los enigmas nos acompañan, hasta que dejan de serlo, pero prestos hay otros enigmas dispuestos a tomar el relevo. Condición humana.

    Gracias por estar aquí.

    ResponderEliminar
  6. José Luis, y bajo su apariencia o, mejor dicho, entre ella, existen esos contronos. El ojo y la cámara llegaron para sorprenderse.

    Gracias, un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Me quedo con todo tu comentario, Jean.

    ResponderEliminar
  8. Ya en la primera línea comienzo a ver resplandores, pero la mirada se adapta y la intensidad queda plasmada en la retina, comenzando con un contorno...

    Cuando era pequeña me gustaba mucho mirar al sol de frente, lo sigo haciendo todavía.
    un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. He pasado por su blog, Jean, y me he quedado a la sombra de la materia. Me identifico absolutamente con la frase de mi querido Giacomo Casanova, pues a tanto materialismo y vulgaridad aspiro.
    Salud
    Francesc Cornadó

    ResponderEliminar
  10. Mariola, es un juego. Puede ser peligroso, porque la luz que llega del sol penetra a través de millones de partículas en nuestra piel, en nuestras retinas. El sol acepta que le miren, pero se sabe siempre ganador. Nosotros, no. Nuestro desafío es una imprudencia. Los contornos los marca Él (Helios)

    ResponderEliminar
  11. Francesc, Casanova sabía, conocía y comprobaba. Aunque no siempre certificase sus aseveraciones tampoco era un mero gastador de palabras. Esa frase es claridad. Gracias por pasar.

    ResponderEliminar
  12. por lo menos no es tan cruda como la realidad circundante, muy bueno!!!!

    ResponderEliminar
  13. Noelia, acaso, pero no te fies de la percepción, es siempre muy revoltosa.

    ResponderEliminar
  14. A mí sin embargo me gusta por revoltosa.

    Bueno domingo.

    :)

    jajajaja

    ResponderEliminar
  15. Pero quitarse de encima todo lo que nos estorba no viene mal. Y no hacer caso de lo que nos molesta, nos distrae o nos hace divagar, mucho menos mal. Busco no estar peleada con todo aquello que nos viene (sobre todo la estupidez humana) para que lo superemos. Yo, sin duda laguna, he de superar muchas cosas, primordialmente, :aprender, (que nunca aprendo) y así me asumo y me amo y me odio maravillosamente pues los dos sentimientos son afectos, le pese a quien le pese. No puedo negar que a veces me pesa, pero cuando lo hace, es mi problema y nada más que mi problema. Aprender sobre todo las que para mí son odiosas. Las que me hacen señalar a la gente, las que creo que no tengo, pero que sí. Los malos juicios sobre todo...Fundados o no fundados, los aplicamos creyendo que no somos humanos o que estamos excentos ("mentira del diablo", como diría un cristiano protestante). Me meto pa' lo absurdo, me cueste lo que me cueste...y en el recorrido, me observo y observo a la gente, y veo nuestras reacciones. No aspiro a superarlo todo...si dice que un poco de bacterias ayuda a crear anticuerpos. CLARO que si la bacteria es muy poderosa, de esas que pudren la piel en vida, la cosa se puede poner muy fea...y el pecado es aún más grande y más imperdonable hecho a conciencia; pero yo elegí ver, dentro de mi ceguera, todo aquello que me veta, es decir, me censura o desaprueba (todo esto que yo creo, es definitivamente mi problema y lo cambiaré si lo decido, si me veo con fuerzas y si no, seguiré siendo la que soy con aprobación o sin ella, CLARO (lo tengo).

    Nada, Jean bella preciosa, que me encanta dejarme ir, volverme más loca...con gusto lo disfruto ahora más.

    Besotes de tu retrete28 más amado, pues creo que no hay otro que sea 28.

    :)

    ResponderEliminar
  16. No callaré nunca, pues soy el extremo negro y el poco de blanco que me tiñe se vuelve gris. Amo los tres colores que acabo de mencionar. Me sienta mejor el blanco, pero prefiero el negro...y el gris para cuando cae la nieven en mi mente, pues en mi paisito no cae como bien sabrás.

    Hoy estoy generosa. Me siento tan generosa. Ay, qué excitación mental!!! Esto de la santa red me transforma.

    ResponderEliminar
  17. Interesantes opiniones, R28. Aunque vivir en la ceguera, siendo consciente, no debe ser muy satisfactorio, morbo aparte.

    ResponderEliminar
  18. Gracias Jean, guapísima. A voluntad...te pondré aquí un enlace de un gato con dos caras que ha cumplido 12 años; dime tú si no hay morbo y si no hay quien lo provoque, y si no hay las cosas más extrañas e insólitas que nosotros los humanos podamos imaginar en nosotros y en los demás animales. O si no habrán cosas hechas a voluntad. Que al principio (en mi caso) no lo fuera, bien, pero luego sí se ha tornó en algo asqueroso y retorcido en lo que vivir y morir fue lo señalado aposta en el juego de las vanidades. Y es que el mundo no ha cambiado mucho desde sus inicios. Si te das cuenta hasta la "inquisición" ha entrado en todo esto (y es que si se va a ser una cucaracha, se ha de ser la peor de todas...porque si no, no sería capaz de provocar ningún pavor, ni rara ternura por la locura, ni pena (cómo odio la pena!!, pero eso no depende de mí, cada uno siente lo que siente y ya ta'), ni soberbia, ni odio ni nada, ni etc...). Se han levantado sus símodos y hasta pléyades como limpiadores o exterminadores para limpiar o acabar con el monstruo del cieno verde que, arremolinadamente, va sembrando porquería con sus elucubraciones (cómo afecta el monstruo, no se puede negar que tiene poder...mira, yo misma con todo esto se lo quiero quitar, pero el morbo se lo mantiene de maravilla...fíjate en este trocito del padrino: http://youtu.be/UPw-3e_pzqU . Pero coño, cuanto trabajo da quitar del medio al puto monstruo asqueroso, NO QUEREMOS INMUNDICIA, NO SABEMOS CONVIVIR CON LA MIERDA, PERO (paradójicamente) LA LLEVAMOS ENCIMA! Qué maldito ego tiene el charlatán de monstruo. Eso sí, los sabios, demás son puros y castos y meditativos y prudentes, reaccionan exageradamente, encienden la alarma dramáticamente, hay que joderse!!!... El que juzga se ve enjuciado por su propio y perverso juicio (el monstruo, el único que ha creado todo este mundo absurdo que lo ha absorbido -qué cojones tiene!!- y encima se queja...que no se queje, no!), pero los grandes sabios, ya lo dice la palabra, grandes sabios, son aplicados en todo.

    Que tengas buen comienzo de semana, que sea bonita!!!

    Aquí va el enlace que te mencioné al principio de este comentario y no te había puesto:

    http://noticias.latam.msn.com/xl/el-gato-de-dos-caras

    Extraño, pero cierto. Y yo que le buscaba la quinta pata....me ha salido con dos caras el muy puto; me ha engañado. Me saltó con lo raro y lo extraño donde menos lo pensé. Sorpresas que tiene la vida. La vida que da sorpresas, sí.

    Jean, guapísima, yo vivo muriendo constantemente...De eso dejo evidencia clara como el cielo cuando es azul y no plomizo. "Vivirvivir" algún día lo haré, pero si no, de vivir muriendo seguiré alimentando mis emociones y con ellas elucubrando.

    Abrazote querida Jean!!!

    ResponderEliminar
  19. No está hecho a voluntad lo del gato, pero, eso sí, supera lo imaginario la realidad.

    ResponderEliminar
  20. De las gradaciones de grises, aterciopeladas al rojo terso hay matices que no muestras,pero haces ver, sinestésicos. La seguridad del azar, fiel siempre a su errático destino aleatorio, permite visualizar vacíos dilatados, microcosmos en los que palpita la plétora de la nada que tan bien nos presentas desde un minimalismo que nos acerca al vacío volumétrico de las grietas que ignoramos, pero que tanmbién somos.

    ResponderEliminar
  21. Ábradas, que el azar exista no quiere decir que sea seguro. Es una condición inevitable pero que nos aporta muchas veces incertidumbres.

    ResponderEliminar
  22. R 28. Uno no está ni dormido ni despierto, sino flotando en un tiempo sin horas. No lo olvides.

    ResponderEliminar
  23. El azar, Jean, es, creo, lo más seguro que hay, lo más cierto: no hay nada más asegurado que la presencia del azar porque siempre hay que tenerlo presente. No nos da seguridad, al contrario: hace de cada acto una aventura. Cierras lo ojos para ver el sol tras tus párpados y, quizás, permanezcas ya para siempre tras el encarnado. Los hombre son dueños, algunas veces (como dice Shakespeare en Julio César) de su destino, pero el destino es hijo siempre del azar, como la jugada de dados mallarmeana. Esta respuesta, sin ir más lejos, no es más mía que de la coyuntura que nos acerca.

    ResponderEliminar
  24. Dices, Ábradas, y bien: "No nos da seguridad (el azar), al contrario: hace de cada acto una aventura."

    En ese sentido iba yo. En ese sentido el azar es como un dios. De hecho muchos identifican al dios monoteísta con el azar, pero tocado antropocéntricamente, antropomórficamente. Yo prefiero aceptar al azar sin retoques ni doctrinas ni modelados ad hoc. El azar no admite clasificaciones ni configuraciones ni designios. Es antidesignio, es un don. Otra cosa es el tira y afloja permanente con la necesidad, como diría Monod.

    La cuestión es que muchas cosas se ven venir y el azar puede ser imprevisible en cada detalle. Pero hay cosas que se ven venir en general. El azar ni pone ni quita. Sólamente sorprende.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  25. Hola,preciosas letras van desnundando lentamente la belleza de este integral blog,si te va la palabra elegida, la poesía,te invito al mio,será un placer,es
    http://ligerodeequipaje1875.blogspot.com/
    gracias, buen día, besos truhanes...

    ResponderEliminar
  26. Gracias por pasar, Donvito, echaré un vistazo por tu senda. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  27. Me gusta...

    el nombre "evanescente""".

    sugerente... como... poner en marcha la imaginación y dejarse llevar...y más si es el sol.. y sus sensibilidades..

    saludos

    ResponderEliminar
  28. Estrella Altair. La evanescencia es parte de nuestra esencia. Por mucho ruido que metan los hombres no pueden desprenderse de ella.

    Bienvenida.

    ResponderEliminar