miércoles, 9 de junio de 2021

La imposición, las quejas, la superación

 



El rostro angustiado aparecido en la serie Quejas y quejidos pertenece al personaje bíblico Isaac. Forma parte, junto con el personaje Abraham, del conjunto del sacrificio realizado por el artista Alonso Berruguete (Paredes de Nava, 1490 - Toledo, 1561) Es una de las esculturas que plasmó en el monumental retablo renacentista para el monasterio de San Benito el Real de Valladolid. Alonso Berruguete, hijo del importante pintor castellano del siglo XV Pedro Berruguete, viajó a Italia donde permaneció no menos de una docena de años trabajando y recibiendo influencias del pujante y evolucionado estilo que se desarrollaba allí. La obra del citado retablo está expuesta hoy, desmontada y al alcance de la vista del visitante, en el Museo Nacional de Escultura de Valladolid.







10 comentarios:

  1. Muy bien esa aclaración de la obra. De hecho, enorme escultura

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Impregnado de la cultura romana del Renacimiento, Alonso Berruguete ejecutó su obra con un estilo personalísimo que a mí me fascina.

      http://www.culturaydeporte.gob.es/mnescultura/exposiciones/pasadas/berruguete.html

      Gracias.

      Eliminar
  2. Siempre se agradece este tipo de informacion, no podemos estar en todos lados ni verlo todo pero ayuda tu publicación porque ahora puedo seguir buscando informacion. Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Naturalmente que apenas podemos estar en dos sitios a la vez, pero el lado constructivo de internet -o de los libros o de las tertulias gratas con amigos gratos- es que nos remite a buscar, prospectar, la información. La cuestión es que las obras artísticas hay que verlas en directo para valorarlas y dejar que nos hablen, y aparte buscar información complementaria que nos ayude a comprender un tiempo, un territorio, un mundo, un hombre. Gracias, Ester.

      Eliminar
  3. Ya intuia yo que se trataba de Isaac! Supongo que al desmontarla le habrán quitado el cuchillo con el que el padre se dispone a sacrificarlo. Gracias por la información

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puede que fuera por indicación del Padre del padre, aunque no sé no sé. El cuchillo lo debieron guardar para sacrificar a vástagos ajenos. Todavía ocurre.

      Eliminar
  4. Me encanta Berruguete. Tiene una gran pasión en sus esculturas. Está obra que nuestras aquí es enorme. Sensacional.

    Gracias por compartir

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que es un escultor rompedor, incorpora su pathos personal -la interpretación de sus propias emociones- al que exige la tragedia bíblica, sin duda. Creo que el arte se superpone a las creencias de otro tipo.

      Eliminar
  5. Maravilhoso Jean!
    Peças escultóricas impactantes! Que expressam claramente expressões muito fortes, que não deixam ninguém indiferente!
    Um estilo pessoal e fascinante!!!

    Te dejo un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para mí este escultor es muy sugerente. Más por su manera de expresar la vida que por el tema en que se basa. La antigua cultura clásica y la nueva concepción renacentista son un regalo de la mano del artista Alonso Berrugueta. Um abraço.

      Eliminar