sábado, 26 de febrero de 2011

La espera



Te aúpas entre la expectación y la espera. Y en ese difícil equilibrio te mantiene más el ritmo que la claridad de lo que pretendes. O el objetivo está demasiado elevado o eres excesivamente pequeño. Pero las posiciones nunca permanecen en un mismo punto. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada