domingo, 10 de junio de 2012

revelaciones, 8



Y dice más:

Fue aquella tormenta, la que destruyó tantas vidas y alteró dramáticamente otras muchas, la que se manifestó bondadosa conmigo. Nunca se sabe desde dónde llega otro clima benévolo. Ni qué hace uno para merecerlo. Esto me hizo pensar siempre en quienes no tuvieron las opciones que yo tuve.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada