viernes, 11 de junio de 2010

Arrebatos


Envidia su obra. Como un arrebato, la luz se hace visible por sí misma.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada